Vivimos en la sociedad de la cafeína, el azucar y las harinas blancas

Vivimos en la sociedad de la cafeína, el azucar y las harinas blancas

El ser humano es un buscador incansable. Es increíble la energía que empleamos en esta búsqueda. Solo hace falta mirar a nuestro alrededor, la gente no para de comprar, de comer, de viajar, de estudiar, de trabajar. Tenemos una necesidad tan grande de aparentar, de ser productivos, de llegar a ser alguien que de alguna manera estamos acabando con los recursos naturales del planeta. Vivimos en la sociedad de la cafeína, del azúcar y las harinas blancas, que están presentes en gran parte de nuestra dieta. Estos 3 productos nos abastecen de energía rápida, que nos van acompañar en este camino de búsqueda incesante. Es la primera vez en la humanidad que tanta población vive en ciudades grandes y a la vez en una sociedad tan individualizada. Nunca antes hemos estado tan conectados, Internet, redes sociales, Whatsapp y nunca antes nos hemos sentido tan solos.

No deja de ser curioso que una de las enfermedades que más nos acechan estos tiempos es el cáncer. Una parte de nuestro cuerpo que se ha desconectado del resto, que se reproduce y se reproduce sin parar sin preocuparse de las consecuencias que esto puede producir al conjunto. ¿No os recuerda a nuestra manera de actuar? Al final todo en esta vida es información y todo esta conectado. Nuestras enfermedades son un reflejo de nuestra manera de ser y actuar. Nuestras enfermedades nos están chillando, diciendo que algo anda mal en nuestra manera de actuar y que tenemos que volver al equilibrio.

Mientras prioricemos el hacer, el aparentar, el conseguir y no demos suficiente espacio al descansar, la autoindagación, el compartir continuaremos en un desequilibrio y ni nuestro medio ambiente y nuestros cuerpos mejoraran de todos los desastres que los acechan

Deja un comentario